Implante dental o una endodoncia

Implante dental o una endodoncia
Endodoncia Implante dental

Si estas leyendo este artículo es casi seguro que tienes un problema con tu salud dental, si te estas planteando si lo que más te interesa es un implante dental o una endodoncia, leer este artículo va a ser algo que te aportara muchos beneficios.

¿Que es mejor un implante dental o una endodoncia?

Sin lugar a duda si aún se esta a tiempo una endodoncia esta es la mejor opción frente a un implante dental, si el problema se ataja a tiempo y es posible recuperar la pieza antes de que se extraiga una endodoncia es el procedimiento adecuado.

implante dental o endodonciaPrácticamente no hay ningún tipo de problema que un buen endodoncista no pueda solucionar, eso si, si la pieza es extraída ya no hay vuelta atrás es necesario realizar un implante dental para poder volver a tener la pieza en nuestra dentadura.

Por muy mal que este una pieza dental y aunque nosotros pensemos que la pieza esta perdida, si caemos en manos de un buen profesional dental se puede recuperar mediante una endodoncia, un buen endodoncista puede tratar la raíz, matar el nervio, arreglar construcciones antiguas o realizar cirugías en la raíz de nuestro diente.

La endodoncia fuera aparte de ser mucho más económica que un implante dental, usa nuestra propia pieza para solucionar un problema y es un procedimiento en principio más sencillo, una endodoncia bien realizada no tiene que dar ningún tipo de problema y puede durar muchísimo tiempo con un mantenimiento mínimo.

¿Cuando es necesario un implante dental?

Si la pieza la hemos perdido de nuestra dentadura el uso de un implante dental se convierte en algo necesario y ya no tenemos más opciones, casi siempre es posible realizar un implante dental en un paciente, hay muchas opciones que son posibles para realizar este tipo de intervención, pero como es lógico es siempre el profesional de la salud dental el que decidirá que tratamiento es el más aconsejable para cada paciente.

El principal inconveniente de un implante dental es su elevado precio, si bien es cierto que el precio de estas intervenciones se ha reducido bastante en los últimos tiempos no deja de ser una intervención cara por la complejidad de la misma y los materiales usados en los implantes dentales.

A grandes rasgos un implante dental tiene una fase en la que el hueso de la mandíbula queda al descubierto, en este hueso se realiza una perforación con un fresadora especial que colocara el implante por debajo de la mandíbula, tras este paso hay que espera a la fase de osteointegración.

La fase de osteointegración consiste en la que el implante es asimilado por el hueso de la mandíbula y se fija en el, este proceso varia de una persona a otra en función de la edad, nivel de densidad osea, etc.

Una vez que la fase de osteointegración haya terminado se procede a la colocación de la prótesis dental, este paso es estético y lo que se pretende siempre es que la prótesis parezca lo más natural posible y quede perfectamente integrada con el resto de las piezas dentales.

La calidad de la prótesis depende del protesico dental que la realice, pero hoy en día existen prótesis de una calidad muy alta que son imposibles de distinguir de las piezas naturales del paciente.

El mantenimiento posterior de estos implantes dentales es muy básico si bien necesitan un mínimo de cuidado para no dañarlo, el dentista le indicara los cuidados que debe tener en cuenta para no dañar esta pieza.

Como vemos las dos opciones son buenas soluciones si bien debemos procurar optar siempre por la endodoncia si esta es posible de llevar a cabo antes de realizarnos un implante dental, dejando esto como último recurso por su elevado coste.